Semanario Católico de Información y Formación

Notas y Artículos de Interés



¿Por qué fracasó el Pasito Perrón?
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir
En febrero pasado comenzó a circular en internet una noticia falsa en el sentido de que obispos y sacerdotes pedían cárcel para el autor de un video que se viralizó, en el que se ponía a la imagen de un Niño Dios a bailar el famoso Pasito Perrón; dicha nota malintencionada sobre la supuesta postura de la Iglesia causó el enojo de personas, quienes, “indignadísimas”, se sumaron pronto a una invitación lanzada a través de Facebook para concentrarse el sábado 22 de abril en el Zócalo capitalino, llevando imágenes del Niño Dios y poniéndolas a bailar al ritmo de esa canción, convocatoria a la que se registraron más de 29 mil personas, pero ninguna llegó. ¿Por qué fracasó esto que pretendía ser un evento masivo? El P. Rubén Sandoval Meneses, Director de la Comisión de Piedad y Religiosidad Popular de la Curia Arquidiocesana, nos comparte su opinión. 

Para el sacerdote, la imagen del Niño Dios, junto con la Santa Cruz y la Virgen de Guadalupe, son las tres imágenes por excelencia en el culto y la religiosidad del pueblo mexicano; en la primera de las cuales la comunidad reconoce a Cristo redentor, al Hijo de Dios, en torno al cual se ha arraigado una de las devociones más hermosas, populares, tradicionales y festivas de nuestro país. “De manera que ni siquiera es la primera vez que se exhibe la imagen del Niño Dios moviéndose al ritmo de alguna pieza musical; en Xochimilco, por ejemplo, hay fiestas en las que toda la comunidad entra a la iglesia bailando con sus imágenes, en un fandango realizado al son de grandes orquestas, porque así se le rinde culto, así lo reconoce como Hijo de Dios, y en lo único que hay que seguir trabajando es en la Evangelización, para que en estas celebraciones se purifique cada vez más la enseñanza de la Iglesia y cobren mayor fuerza los valores del Evangelio y de la cruz”.

Considera que tal vez muchos de los que confirmaron su asistencia ni siquiera lo hicieron con una mala intención, sino por divertirse o hacer fiesta a la imagen. “Simplemente a veces somos inconscientes de lo que hacemos, como sucede cuando un niño pequeño dice majaderías a su mamá, y todos se ríen y le dicen: “¡ay qué bonito nene, qué gracioso!”, y éste se alegra también, ya que no entiende que fue un insulto, sino que creyó festejar a su mamá con esas palabras que repitió al escucharlas de alguien más. Es decir, aunque no está bien que el niño insulte a su mamá, cuenta mucho la intención”.

En este sentido, relata que tiempo atrás, en Tepepan, se comenzó a hacer un jubileo llevando la Santa Eucaristía por colonias, calles y casas, cuidando que, con tanto traslado y movimiento, no se cayera en una falta de respeto a Nuestro Señor, por lo que todos los días él visitaba las comunidades en las que el Santísimo quedaba expuesto. “Lo llevamos un día a una colonia proletaria llamada Tierra Nueva, que contaba con unas cuantas casas, y ahí nos organizamos y le improvisamos una capillita de lámina para que estuviera todo el día. Cuando llegué a vigilarlo, encontré frente a la capilla a muchos jovencitos jugando futbol, aventando gritos y pelotazos por todos lados. Yo me escandalicé, les llamé y les pregunté si sabían quién nos estaba visitando en la colonia. ‘Sí, padre –me dijeron–; es Dios que está con nosotros’. Les dije que si lo sabían, por qué entonces se ponían a jugar futbol delante de Él. Me respondieron que le estaban ofreciendo a Dios un torneíto de futbol. Es decir, todo depende de la intención”.

Finalmente, el P. Rubén Sandoval señala que si grupos contrarios a la Iglesia se ponen a lanzar convocatorias para ofender a Nuestro Señor Jesucristo, no hay que darles cabida, lo cual se consigue no poniéndonos a discutir con ellos, pues es gente que sólo tiene la intención de fastidiar; “no hay que atravesar calles por donde los perros hacen ruido, y pronto se silencian”. “Si esa era la intención de los convocantes, debían saber primero que quien tiene un niño Dios es porque es católico, le guarda respeto a su imagen y no la iba a llevar a dar ese espectáculo”.
Escrito y/o Publicado por:

SIAME
Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México
http://www.siame.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.